Josefina Montero, Ingeniera Comercial egresada de la Pontificia Universidad Católica de Chile es Jefe de la Unidad de Cambio Climático en Colbún, empresa dedicada a la generación de energía eléctrica y que actualmente está desarrollando una serie de nuevas y buenas prácticas para mejorar sus procesos de sostenibilidad.

#SheLeadsTheChange

  • ¿De qué trata su organización? 

Trabajo en Colbún, empresa que se dedica a la generación y comercialización de energía eléctrica en Chile y Perú y a entregar soluciones energéticas a la medida de cada cliente. La empresa cuenta actualmente con cerca de 1.000 trabajadores y una capacidad instalada cercana a los 4.000 MW a través de 27 centrales de generación. El plan es duplicar nuestra capacidad de aquí a 2030 en base a proyectos de fuentes renovables, tales como energía solar, eólica y el almacenamiento, con el objetivo de contribuir en la descarbonización de la matriz energética del país.  

 Actualmente Colbún cuenta con seis centrales registradas bajo estándares internacionales de reducción de emisiones que tienen la capacidad de reducir hasta 700.000 tonCO2e al año. En 2022 emitiremos un total de casi 1.500.000 bonos de carbono.  

 

  • ¿Cómo contribuye a mejorar el medio ambiente? 

Como compañía estamos comprometidos con la transición energética del país y esto se ve reflejado en nuestra cartera de proyectos, ya que cada uno de ellos tiene el objetivo de contribuir con la descarbonización de la matriz energética. Este año hemos puesto en marcha 230 MW de energía solar y estamos construyendo más 800 MW eólicos a través del Proyecto Horizonte. A eso se suman los otros 1.000 MW aprobados ambientalmente en proyectos solares. Además, estamos preparando el ingreso de nuevas iniciativas a tramitación ambiental en los próximos meses. 

 Complementariamente, con la entrega de soluciones energéticas a medida podemos contribuir en la descarbonización de la huella de carbono de nuestros clientes. Ejemplos de lo anterior son: el diseño e implementación de medidas de eficiencia energética, la instalación de energía solar distribuida y la instalación de infraestructura de carga para autos eléctricos, entre otros.  

 Además de ofrecerle estas soluciones a nuestros clientes, también las estamos incorporando de manera interna con el objetivo de reducir nuestra huella de carbono. Tenemos la meta de reducir nuestro factor de emisión en un 30% a 2025 y en un 40% a 2030 y alcanzar el carbono neutralidad a 2050.  

 

  • ¿Qué otras mujeres le han inspirado en su carrera? 

Hoy me veo muy inspirada por las mujeres que trabajan en la compañía. Nuestra industria es principalmente masculina. La dotación de mujeres en Colbún es del 22 % y se están tomando cartas en el asunto para aumentar nuestra participación, como por ejemplo talleres de liderazgo y mentorías. Lo anterior, con un foco especial en incorporar mujeres en áreas tradicionalmente masculinizadas. Estos espacios de encuentro nos han impulsado a crear lazos, compartir experiencias y contar con una buena red de apoyo interna para inspirarnos e ir rompiendo barreras.  

Otra fuente de inspiración a lo largo de mi carrera fue que alrededor de 2017, me tocó viajar un par de veces a Colombia para juntarme con empresas y entidades de la industria energética de ese país. Algo que me llamo la atención en las reuniones, fue la cantidad de mujeres en posiciones de liderazgo que había, ya sea en la gerencia general y/o en la primera línea, situación que era totalmente opuesto a cuando uno se juntaba con empresas chilenas. Esa experiencia me sirvió para comprender de las mujeres sí podemos tomar roles de liderazgo en una industria normalmente “masculinizada” y me ha inspirado para tomar más y nuevos desafíos en mi carrera.  

Creo firmemente en que las compañías y la sociedad, en general, se beneficia con el empoderamiento de la mujer.   

 

  • ¿A qué retos se ha enfrentado en su viaje profesional que podrían ayudar a otros? 

Uno de los mayores retos, que desde mi punto de vista es transversal en las áreas de sostenibilidad y en mi caso particular en el área de cambio climático, es el de generar conciencia de que es un tema que nos tenemos que hacer cargo hoy para anticipar las implicancias en el futuro.  

 En muchas empresas lo que no se mide o cuantifica no sirve para tomar decisiones. Y, en general, el impacto del cambio climático es difícil de cuantificar. Por ende, tomar definiciones y acciones concretas respecto a este tema se puede postergar indefinidamente, porque no somos realmente conscientes de cuánto está afectando el negocio y del nivel de urgencia con el que es necesario actuar.  

 El reto consiste en establecer definiciones para que estos temas sean incorporados en la toma de decisiones y que sean criterios transversales a la compañía, que no estén radicados o sean responsabilidad solamente de las áreas afines con el medio ambiente o la sostenibilidad, si no que, en cualquier área de la organización, ya sea la de operaciones, construcción, finanzas u otra, las decisiones incorporen estos criterios desde el inicio de los proyectos o las iniciativas.  

 

  • ¿Cuál es tu visión para que las organizaciones y personas contribuyan a mejorar el medio ambiente? 

 Desde el punto de vista de las organizaciones, está cada vez más claro que ser sostenibles es un buen negocio en el largo plazo; además, los diversos grupos de interés así lo están exigiendo.  Hoy día como organización los desafíos están en satisfacer las necesidades de clientes cada vez más informados y con mayor conciencia social, a atraer a las nuevas generaciones de inversionistas que tienen prioridades distintas y que van más allá de la rentabilidad puramente económica, en incorporar a nuevos talentos, en generar un impacto positivo en las comunidades y el medioambiente donde la compañía está inserta, entre otros focos.  

Cabe destacar que además tenemos el desafío de actuar en forma colaborativa. Actuando en forma conjunta con la sociedad civil y el estado, las organizaciones podemos lograr mucho más que actuando en forma aislada. 

Creo que las personas, desde lo individual, tenemos la capacidad para cambiar las cosas. Nuestro poder de compra es la mejor herramienta para guiar a las empresas a mejorar sus estándares. Tenemos el poder de premiar, con la compra, a aquellos que lo están haciendo bien. Hay que ser consumidores empoderados e informados para elegir productos sostenibles por sobre los que no lo son, así es como podemos empujar y forzar a las industrias a mejorar sus estándares.  

 

Descubre más mujeres líderes aquí.

Hemos tenido el gusto de hablar con Mónica Gasca, Directora Ejecutiva Hidrógeno Colombia. La principal misión de la asociación es consolidarla y posicionarla como un actor clave en el sector energético colombiano, aportando sus conocimientos y los de las empresas asociadas para la implementación de la hoja de ruta con la que cuenta el país. Además, fomenta el desarrollo de un ecosistema sólido y atractivo para la inversión a través de la construcción público-privada. Mónica tiene un gran conocimiento del mercado energético colombiano, en su paso por el Ministerio de Minas y Energía, se desempeñó como Asesora del Despacho de Ministerio.

#SheLeadsTheChange

  • Como Directora Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Hidrógeno, ¿cuál es su principal misión? 

 La Asociación Colombiana de Hidrógeno es el vehículo a través del cual una serie de actores, entre empresas, academia, entidades internacionales y otros interesados, se reúnen para promover el ecosistema del hidrógeno en nuestro país.  

Mi misión como directora es consolidar la asociación y posicionarla como un ente clave en el sector energético colombiano, que aporte con sus conocimientos y los de las empresas asociadas a implementar la hoja de ruta con la que cuenta el país y a desarrollar un ecosistema sólido y atractivo para la inversión a través de la construcción público-privada. 

 En términos de relacionamiento internacional, nuestro rol es posicionar al país como un jugador estratégico en este nuevo mercado, identificar posibles aliados importadores de nuestro hidrógeno y atraer nuevas empresas de capital extranjero, siempre buscando dinamizar y ampliar el sector.  

 

  • ¿Cuáles son las aplicaciones del hidrógeno? 

 El hidrógeno es un vector energético muy versátil. El término vector energético significa que es un portador de energía y puede ser transformado a otra forma de energía como calor o electricidad, por esto puede ser utilizado en distintos procesos. Además de ser el elemento más abundante y liviano del universo, cuenta con una densidad energética alta, es decir que 1 kg de hidrógeno tiene la misma densidad que 3,77 litros de gasolina.  

 El hidrógeno puede ser utilizado para:  

 Combustible para los sectores de transporte y generación de energía.  

  • Calor para el sector residencial e industrial.  
  • Materia prima para producción de insumos industriales, fertilizantes, alimentos, plásticos, insumos electrónicos, entre otros.  

 El cumplimiento de las metas establecidas dentro de la hoja de ruta de Colombia garantiza que a 2030 el 40% del hidrógeno usado a nivel nacional sea de bajas emisiones y se cuente con una flota de casi 4 mil vehículos de pila de combustible. Así mismo, en el 2050 el hidrógeno representará cerca del 10% de la matriz energética del país, ayudando a su diversificación, y contribuirá a la reducción de gases efecto invernadero con cerca de 14 millones de toneladas de CO2 abatidas. 

 

  • ¿Cómo ve el futuro de las renovables en Colombia? 

 Colombia es un país muy privilegiado en términos de recursos renovables, solo en la región Caribe en términos de potencial eólico el país cuenta con casi 80 GW de potencial entre on-shore y off shore, también contamos con promedios de radiación solar que superan el promedio mundial en distintos lugares de nuestra geografía, potencial de geotermia para generación de energía eléctrica de cerca de 1.200 MW, y estamos dentro de los 10 países con los mayores recursos hídricos del mundo.  

 De igual manera, Colombia cuenta con un marco regulatorio claro y atractivo para las energías renovables, políticas públicas que promueven la transición energética y demuestran la voluntad política frente a este tema, e incentivos tributarios para atraer inversión en estos proyectos. Por lo anterior, el futuro de las renovables en el país es prometedor. No obstante, hay retos que se deben seguir estudiando y soluciones que debemos seguir planteando si queremos un sector dinámico y en constante crecimiento, como es el caso de las solicitudes de conexión, debemos seguir trabajando para mejorar la eficiencia en este tipo de procesos e impedir demoras en los proyectos.  

 

  • ¿Considera que el Programa LCBA es un buen aliado para la transición ecológica de Colombia?   

 Considero que programas como LCBA son aliados claves para la transición energética de Colombia y la disminución de las brechas de género y promoción de la equidad en el sector energético. Programas que promuevan las nuevas tecnologías bajas en carbono e incentiven la creación de negocios entre la UE y los países latinoamericanos son el mecanismo perfecto para promover el desarrollo sostenible de países latinoamericanos bajo los mejores estándares tecnológicos, además de promover el intercambio tanto tecnológico como de conocimiento.  

 

  •  ¿Qué otras mujeres le han inspirado en su carrera? 

 En el desarrollo de mi carrera profesional me he cruzado con varias mujeres que me han enseñado a valorar y explotar las ventajas de ser mujer y a avanzar en mi camino laboral. Entre ellas, Ángela Cadena ex directora de la UPME y tutora de mi tesis de maestría, la Ex Ministra de Minas y Energía María Fernanda Suarez, la Vicepresidenta de Gas y nuevas tecnologías de Ecopetrol Yeimy Baez, y Dafna Siegert socia de energía para la firma EY. Sin embargo, mi mayor inspiración viene de casa, mi madre, quien me ha inculcado desde pequeña el amor por el trabajo, por la independencia y por el planeta, sin ella, su perseverancia y esfuerzo constante no sería la profesional que soy hoy en día.  

 Creo que es importante resaltar que el papel de la mujer y la equidad de género no solamente viene de mujeres apoyando a mujeres. La verdadera equidad se complementa con Hombres que apoyan a mujeres, y yo he tenido la fortuna de contar con jefes y consejeros, que han trascendido a ser amigos y me han apoyado en mi trayectoria profesional. En particular Alejandro Lucio quien trabajó conmigo en SERCOLOMBIA y admiro profundamente.  

 

  •  ¿Qué consejos daría a otras mujeres que quieren seguir su trayectoria profesional? 

 Mi principal consejo a las mujeres que son jóvenes y quieren incursionar en el sector energético es háganse escuchar y continúen capacitándose para ser profesionales de éxito. Utilicen todos los programas y ayudas que estén a su alcance y apasiónense por los temas que contribuyan al desarrollo sostenible de nuestro sector. Sigan consejos y recuerden que las limitantes las establece uno mismo.  

 

Puedes leer más entrevistas aquí.

Con tecnología de trituración de Austria, se fabricarán combustibles alternos en Cartagena.

EL GEOPARQUE

Geofuturo, una empresa colombiana dedicada a la gestión integral de residuos, se encuentra desarrollando en la ciudad de Cartagena un proyecto llamado ‘Geoparque’, el cual tiene como principal frente la fabricación de CDR (Combustible Derivado de Residuos). El proyecto busca utilizar los residuos sólidos que se depositan en los rellenos sanitarios y transformarlos a través de un proceso industrial en combustible amigable con el medio ambiente y así reemplazar los combustibles fósiles que actualmente se utilizan en la industria. El geoparque tiene como meta ser carbono neutral para 2050 y ha participado en el programa de aceleración de LCBA.

LA SOLUCIÓN 

La empresa austriaca Untha, especializada en tecnología de trituración, ha sido un aliado clave para este proyecto, garantizando el tratamiento óptimo de los residuos y la preparación de combustibles de alta calidad.

El equipo incorporado, representa una trituración por primera vez para la organización de gestión de residuos y procesará aproximadamente 2.200 toneladas de materiales por mes en la nueva planta de EfW de la empresa.

Con esto se busca generar un impacto positivo en el ambiente, primero a través de la reducción de desechos que ingresan a los vertederos y segundo a través de la reducción de CO2 en las actividades de disposición final y uso de combustibles fósiles; Apuntándole así al propósito superior de evolucionar el sentido de la sostenibilidad para la transformación social, a través de la generación de empleo digno para el sector de la gestión de residuos y un impacto ambiental en el aprovechamiento de residuos.

 

El programa de la Unión Europea, LCBA en Colombia reunió a más de 100 representantes institucionales y empresariales que presentaron sus apuestas de transición energética, circularidad y descarbonización en una sesión de aprendizaje, sinergia y compromiso. La cita contó con la presencia de Stephanie Horel, Program Officer de la Unión Europea y responsable del LCBA en Latinoamérica, Tobias Bierman, Agregado de Medio Ambiente y Pablo Neira, jefe de la Sección de Comercio ambos de la Delegación de la Unión Europea en Colombia, además a la cita se sumaron representantes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) e Innpulsa Colombia, entre otros.

Tras la apertura por parte de la Unión Europea, las protagonistas del acto fueron las empresas, que han participado en el programa LCBA y que han generado alianzas estratégicas con socios europeos para acelerar su transición sostenible. Más de 30 empresas asistieron al acto y 12 presentaron sus estrategias sostenibles: GeoFuturo, Ciudad Limpia, AXXOM, Constructora Bolivar, Indefco, Inti, Sierracol, Agrocuparia Alliar, Biolodos, Ecologística, Termacol y Vanti.

En palabras de Maria Elizabeth Gómez, Directora Ambiental de Agropecuaria Alliar
» se trata de un espacio muy valioso que nos permitió estar en contacto con los actores que marcan la diferencia en las inversiones de futuro que marcan el camino de la sostenibilidad, gracias al programa LCBA por generar este espacio que nos facilita el proceso para acceder a los beneficios que nos permiten mejorar nuestros procesos para continuar con nuestro compromiso hacía la sostenibilidad».

Por su parte, Olga Lucia Gaviria, Gerente General de GeoFuturo “quiero dar las gracias a Low Carbon Business Action por la ayuda que nos prestaron al conectar nuestra necesidad con tecnologías europeas que se adaptaran para poder aportar a Colombia al propósito de carbono neutralidad para el año 2050”.

En sus dos años de ejecución el programa LCBA ha acelerado más de 28 proyectos colombianos y ha conectado a más de 120 empresas con soluciones tecnológicas innovadoras europeas con potencial de generar un acuerdo comercial. Para ello, ha realizado un mapeo de necesidades tecnológicas en el país y generado más de 36 encuentros y ruedas de negocios que han permitido a las empresas conocer de primera mano soluciones sostenibles innovadoras.

El ecosistema formado por LCBA cuenta instituciones que también estuvieron presentes en el acto como embajadas, cámaras de comercio, instituciones financieras y fondos de inversión sostenibles y que son actores clave para la materialización de acuerdos y generación de sinergias entre las empresas.

 

 

El programa Low Carbon and Circular Economy Business Action (LCBA), financiado e impulsado por la Unión Europea, lanza el Sello LCBA para reconocer el compromiso climático y ambiental de proyectos de negocios entre empresas latinoamericanas o canadienses y pymes europeas. Para recibir el Sello LCBA, los proyectos pasan por tres fases: 1. aceleración, 2. asesoramiento y 3.evaluación. Esta última fase realizada por expertos independientes que llevan a cabo una estimación del impacto ambiental, social y económico. Además, los proyectos se tienen que formalizar con la firma de un acuerdo comercial entre las empresas de los mercados latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México) y canadiense, y los proveedores de tecnología europea.

El Sello LCBA forma parte de los esfuerzos de la Unión Europea, para promover y reconocer el camino emprendido por muchas empresas latinoamericanas y canadienses, hacia la transición sostenible, así como apoyar la internacionalización de pymes tecnológicas europeas con soluciones innovadoras para la lucha contra el cambio climático.

Si bien todos los proyectos en aceleración tienen un elemento en común como es el impacto ambiental positivo y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), los sectores de los que proceden son variados: valorización de residuos, generación de energía a partir de remanentes de procesos agrícolas, plantas renovables, generación de amoniaco e hidrógeno verde, entre otros.

El programa LCBA, que ofrece servicios de acompañamiento, asesoramiento y asistencia técnica a los proyectos seleccionados, está vigente hasta septiembre de 2023.  Actualmente los países se encuentran reclutando activamente proyectos que puedan beneficiarse de los apoyos que ofrece.

El líder del equipo del proyecto LCBA Latam, Alfredo Caprile señalaba que “con más de 138 proyectos en aceleración en los cinco países, el Sello LCBA viene a reconocer públicamente el esfuerzo de empresas por innovar  dando un paso firme en su transición ecológica”.

El programa LCBA, que ofrece servicios hasta el septiembre 2023. Para conocer más sobre el programa en Argentina, Brasil, Chile o Colombia clique aquí, en  Canadá aquí  y en México aquí.

En esta oportunidad, les invitamos a leer la entrevista de Nathalia Silva, Gerenta Técnica Proyecto ReSimple, quien tiene un Magíster en Gestión de Sustentabilidad de la Universidad del Desarrollo.

Además, Nathalia es experta en Ley REP, economía circular y ecodiseño. Ha participado activamente tanto en foros públicos como privados en temas relacionados

a estrategias de medio ambiente y sustentabilidad.

#SheLeadsTheChange

  • ¿De qué trata su organización/proyecto?

ReSimple es el 1er GRANSIC en conformación que dará cumplimiento a la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP) para envases y embalajes.

Tal como señala la Ley REP y el Decreto Supremo 12 (DS12), nos hacemos cargo de organizar, financiar, conectar y sinergizar el reciclaje de envases y embalajes generados por los productores, para luego potenciar la recolección, pretratamiento y valorización de éstos.

Nuestro propósito es ayudar y motivar a empresas, instituciones y personas a vivir en un país más sustentable para las actuales y futuras generaciones.

Este proyecto nace el año 2019 al alero de la Asociación de Alimentos y Bebidas de Chile A.G. (AB Chile), con el objetivo de conformar un Gran Sistema de Gestión Colectivo de envases y embalajes para el cumplimiento de metas y obligaciones de la Ley REP.

A inicios de agosto 2022 recibimos el informe favorable del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), con lo cual ReSimple se convierte en el 1er GRANSIC en obtener esta aprobación, luego de 15 meses de tramitación. Ya concluido este trámite clave, solicitaremos las autorizaciones de nuestra personalidad jurídica a las autoridades correspondientes y de inicio de operaciones ante el Ministerio del Medio Ambiente.

  • ¿Cómo contribuye a mejorar el medio ambiente?

La Ley REP tiene un rol tremendamente relevante en reducir el impacto ambiental. Primero, porque el reciclaje implica menos residuos que llegan a rellenos sanitarios. Si consideramos sólo los envases de metal, papeles y cartones, plástico y vidrio, esto equivale a 28 mil toneladas menos de CO2eq al primer año de vigencia de la ley (2023), cifra que a 2034, cuando las metas de reciclaje sean más altas, podría llegar a 334 mil toneladas de CO2eq.

A esto se suma el impacto del ecodiseño y de la economía circular, también contemplados en la Ley REP. Elaborar nuevos productos con material reciclado de envases que no fueron eliminados implica una menor extracción de recursos y fabricación de materia prima virgen.

  • ¿Qué otras mujeres le han inspirado en su carrera?

La inspiración surge a partir de aquellas mujeres que se han atrevido a quebrar esquemas y cuestionar los modelos convencionales. Es difícil nombrar a una sola, pues las mujeres cuando tenemos una pasión y convicción somos imparables. Pero sin dudar, mi mamá es quien forjó eso en mí y es algo que siempre agradezco. Si debo nombrar una figura conocida, me inclino por Ellen MacArthur que, a través de su movimiento, ha logrado sumar y comprometer a la industria en la búsqueda de soluciones concretas en torno a la economía circular. Ya el sólo hecho de poner el tema en la mesa para su discusión ha generado un gran cambio de paradigma sobre cómo llevar adelante negocios sostenibles en el tiempo.

  • ¿Qué consejos daría a otras mujeres que quieren seguir su trayectoria profesional?

Lo principal es que, sea cual sea su propósito, debe hacerlo con pasión. La pasión permite enfrentar con otra motivación los desafíos que se presentan, sobre todo, cuando el objetivo es cambiar modelos ya establecidos. Por lo demás, el permitir transmitir esa pasión logra permear de mejor manera cualquier idea.

Vajilla ecotown